Loading Posts...

Yoga con tu bebé

Mother and baby doing yoga

¿YOGA CON MI BEBE?

Sí! Porque tienes muy poco tiempo para relajarte y lo necesitas, las clases de yoga para madres con bebés te dan la oportunidad de recuperar fuerza y flexibilidad, vincularte más con tu bebé y conocer a otras mamás.

Todo en una misma clase!

A tú bebé le permite compartir un nuevo espacio con mamá, relajarse con un masaje para bebés y unas posturas de “baby yoga”.

Definitivamente se trata de un ambiente estimulante con nuevos amiguitos bebés. El objetivo es que se relaje al máximo en compañía de su mamá. Al final de la clase se le da un masaje al bebé y se hace una rutina de yoga para bebés donde se ejercitan piernas, brazos y espalda (que puedes practicar en casa diariamente).

LOS BENEFICIOS

Los beneficios de la práctica de yoga son muchos. En las posturas se trabaja todo el cuerpo poniendo especial interés en la espalda, el abdomen, piso pélvico y piernas. Reduce la tensión de cuello, espalda y hombros.

 

La clase es informal y divertida, sabemos lo impredecible que puede ser el comportamiento de los bebés así es que se busca aprender también de ellos.

 

Si el bebé esta tranquilo o dormido se le deja tumbado cerca de su mamá y se ejercitan las posturas de tal manera que el bebé observe movimiento y quietud o se sorprenda escuchando el ruido de sus compañeros de clase bebés.

 

Si está más activo o despierto, la postura se hace con el bebé normalmente pegado al cuerpo de la mamá para evitar lesiones en la columna.

 

Te comparto algunos tips para que te animes a probar.

 

LOS #TIPS DE GLENDA:

 

  • Antes de comenzar las clases consulta con tu médico cuándo es recomendable que hagas ejercicio físico.
  • Si tu parto fue vaginal es prudente esperar de 4 a 6 semanas antes de iniciar las clases.
  • Si tuviste una cesárea deben transcurrir al menos entre 8 y 10 semanas.
  • No te preocupes si el bebé llora (es perfectamente normal que lo haga!). Los bebés son bienvenidos tal y como son. Ellos son los que mandan en clase.
  • Siempre lista como un boy scout! Si tu bebé tiene hambre en medio de la clase puedes atenderlo, dándole pecho o mamila, arrullándolo si está inquieto y retomar la clase en cualquier momento.

No es necesario haber practicado yoga antes para poder asistir a las clases de yoga para mamás con bebés, aunque toda experiencia previa puede resultar en una más rápida transición a tu nivel de práctica pre-embarazo.

 

El visto bueno de tu doctor es clave como indicador de cuándo empezar, pero en cualquier caso, tu mamá, eres realmente la que sabe cuando tu cuerpo está listo y si la práctica te está haciendo bien.

 

Namaste.

 

Glenda

1
SadSad
0
HeartHeart
0
HahaHaha
0
LoveLove
0
WowWow
0
YayYay
Voted Thanks!

Glenda

The author didnt add any Information to his profile yet