Loading Posts...

Abrazar el cambio

POCAS COSAS EN LA VIDA SE VIVEN TAN INTENSAMENTE COMO LA LLEGADA DE UN HIJO

La llegada de un hijo te cambia la vida, no importa si es el primero o no. Nada vuelve a ser igual.

Y aunque durante el embarazo te digan: “¡Aprovecha para dormir!” o “¡Ve una película ahora que puedes!”, no terminas de entender el sentido profundo de estas advertencias de otros padres hasta que estas ahí, petrificada como estatua, dando pecho a cualquier hora, despierta en la madrugada cuando todos duermen, dormida de día en lo que el bebé toma una siesta de quince minutos.

Pero es tarde. Ya todo cambió. Y ver una película, cuando no te bañaste en dos días y llevas la misma ropa, es de esas cosas que dejan de tener sentido.

DORMIR! No pedimos más que eso!

Sin embargo, al ver a tu hijo sabes que estas frente al amor de tu vida y que no hay vínculo semejante a la unión que sentimos por nuestros pequeños.

SER PADRES: ¿SE NACE O SE HACE?

Se dice que no nacemos sabiendo ser padres y hay algo de eso que puede tener algo de razón, todos los días aprendemos cosas nuevas. Cada mujer, cada embarazo, cada parto y cada hijo es diferente.

Pero por otro lado sí sabemos ser padres, solo que estamos tan demandados a nivel profesional que nos hemos desconectado de nuestras funciones naturales como el instinto primitivo de la crianza tal como lo heredamos de nuestros antepasados por generaciones.

Una mujer que está lactando tiene una conexión innegable con su bebé, sabe si tiene fiebre o si tiene gases. No hay nada que GOOGLE sepa mejor que tú misma sobre tu bebé.

PLANEAR EL CAMBIO

Pocas experiencias en la vida se sienten tan intensas como dar a luz y criar un hijo. ¡Ni qué decir si se trata de un embarazo múltiple!

Por eso antes de embarazarte es importante que visualices la llegada de un hijo como una oportunidad, una bendición y una serie de cambios en tu vida. De unos se regresa y de otros no.

El cuerpo, las responsabilidades laborales, el tiempo para uno, el sexo!!! ¡Volverán!

Lamentablemente renuncias a dormir hasta tarde (quizás sea útil considerar un buen corrector de ojeras) y el único desayuno que se sirve en la cama es el pecho para tu bebé.

Ah! Y si todavía estás a tiempo… “¡Aprovecha para dormir!” 😉

Glenda

 

0
HeartHeart
0
HahaHaha
0
LoveLove
0
WowWow
0
YayYay
0
SadSad
Voted Thanks!

Glenda

The author didnt add any Information to his profile yet